Campanas

Las Campanas de l’Eliana- toques manuales de las campanas restauradas.

Campanar de la Madre de Dios del Carmen – L’Eliana 12/04/2003 – 12:00 horas

Las campanas son mucho más que un instrumento musical o una maquina sonora para llamar a misa: marcan el tiempo de la comunidad, indican las alegrías y los dolores, acompañan a lo largo del día, de la semana, del año y de la vida.

Los toques interpretados indicaran las posibilidades sonoras y comunicativas del instrumento puesto al servicio de la comunidad: Badajazos o Toque de oración (para marcar las partes de la jornada), Dominica morada (para los domingos de Adviento y de Cuaresma), Repique de bendición (para las fiestas y procesiones menores), Toque de fiesta mayor (para las misas de las fiestas grandes), Toque de muerto simple (para los difuntos individuales), Toque de muerte general (para los toques de muerte colectivos), Vuelos de campanas (diversas maneras de voltearlas), Toque de cerrar las murallas y de almas (para marcar el inicio de la noche).

El campanario de la Madre de Dios del Carmen de L’Eliana y sus campanas

   Las campanas de L’Eliana contienen, en letras de bronze, la historia reciente del pueblo. En el momento de la creación la parroquia contaba con dos campanas, una menor de 1663 y otra de 1928. La segunda se construyó gracias a todos los vecinos de este pueblo de l’Eliana para conmemorar su religiosidad y fue fabricada por los hermanos Roses de Valencia.

En 1958 se hizo otra campana para conmemorar la creación del municipio:”L’Eliana pel seu patró el Santíssim Crist del Consòl- 17/VIII/1958 - 1er centenari de la Mare de Deu de Lourdes y l’any de la independencia municipal sent cura pàrroco D. Francisco Escolano”. La campana fue hecha por Roses de Atzeneta de Albaida.

En 1978 Manclús funde una campana nueva que dice: “Campana de l’Eliana donada per l’ajuntament a la parròquia de la Mare de Déu del Carme – gener del 1978.”

Finalmente la fabricación de una nueva campana mayor ha justificado la restauración del conjunto, hecha por la empresa Electrocamp, de Albaida, que ha repuesto los contrapesos de madera y unos motores que reproducen los toques tradicionales, sin impedir los toques manuales. Las cuatro campanas mayores se pondrán en las ventanas del campanario, y probablemente la menor se ubicará en el centro de la sala.

La afinación de las campanas

Las campanas han sido estudiadas musicalmente para conocer su nota y poder valorar cual habría de ser la nota de la nueva campana. Las campanas están indicadas de mayor a menor, y la desviación de la nota indicada en cientas, centésimas de semitono:

Sol 4 +39 La 4 -33 Si 4 +24 La 5 +19

Se ha propuesto como nota de la nueva campana un Mi4.

La campana nueva: Encarnación

El juego original de cuatro campanas ha sido aumentado con una campana mayor, la cual lleva las siguientes inscripciones: me llamo Encarnación, fundida en el tercer año del tercer milenio de la encarnación de nuestro señor Jesús Cristo, en el año I de la erección de la parroquia de la Madre de Dios del Carmen de esta villa de l’Eliana y en el XI año de rector de la parroquia, de Ricardo Arnau Zamorano, Deo Gratias.

Por la otra cara la campana dice:

“Quia non horruisti virginis uterum,
Quia non horruisti
Carnem salutis cardinem,
Ni nàixer, com naixem, voltat de còrion,
Ni ser assassinat quan convenia,
Quia non horruisti
Havies de deixar la diadema i posar-te en la boca la moneda,
I desfer-te damunt, com tots, morint-te semel,
I mirar a la cara la tenebra enllà de les espines
I en el cor de la terra fermentar-te pro semper,
Quia non horruisti.”

Antoni Ferrer
Canto Temporal

El Gremio de Campaneros Valencianos

El gremio de campaneros valencianos es una asociación cultural, fundada en 1989, y dedicada a recuperar la tradición de tocar las campanas manualmente. Sus miembros, más de 220, tocan actualmente en las catedrales valencianas de Segorbe y Valencia y en otros campanarios, como Albaida, Alqueria de la Comtessa, Bocairent, Castellón, Caudete, Cheste, Eslida, Jérica, Massanassa, Nules, Otos, Quesa o Ontinyent.

A parte de la actividad sonora, los agremiados se dedican al estudio, la investigación, la conservación y el seguimiento de las restauraciones. Se trata de conocer, utilizar, conservar y difundir las peculiares características de un instrumento musical destinado a usos comunitarios. No olvidamos que las campanas, bien conservadas, suenan igual a lo largo de los siglos y son, por tanto, la más antigua música viva, la más alta y sonora vida comunitaria.

No estamos en contra de las mecanizaciones de campanas, pero se han de hacer siguiendo tres condiciones: conservar (o restaurar) las instalaciones originales, reproducir los toques tradicionales y no impedir los toques manuales. Se trata de considerar el conjunto (campanario, campanas, instalaciones y toques) como un único instrumento musical, que se debe conservar i mantener en uso, como un singular elemento patrimonial.